Colgador para la cocina

 

colgador delantal

 

¿A quien no le han regalado unos cubiertos cuando era pequeño? Seguro que un familiar o un amigo de la familia os trajo esa cuchara y  ese tenedor con los que os dieron de comer miles de veces.

Si tenéis la suerte de haberlos guardado, podéis hacer un precioso colgador como éste, es mejor darles utilidad que tenerlos en un cajón guardados, ¿no os parece?

El colgador que os enseño es una idea de mi cuñada Montse. Ella siempre tiene grandes ideas y con la ayuda de su cuñado Juan pudo hacerlo realidad. Juan tiene unas manos increíbles y  supo plasmar lo que ella quería y le hizo el colgador perfecto. Montse lo tiene en un rinconcito de la cocina y lo utiliza para colgar los delantales y trapos. Es un detalle muy original y a mi me encanta.

Para realizar un colgador como éste sólo necesitáis:

Los cubiertos de vuestra infancia

Unas tenazas y un martillo

Una tabla de madera de pino, que tenga las medidas a vuestro gusto o en función del hueco que dispongáis y decorada acorde con la cocina.

Pegamento Epoxi u otro adhesivo rígido que tenga resistencia frente a tensiones o cargas.

Uno o dos clavos para poder colgarlo a la pared.

¿Cómo se hizo?

En primer lugar con la ayuda de unas tenazas y un martillo se doblaron los cubiertos.

En segundo lugar se preparó la tabla de madera, se lijó, se pintó del color de los azulejos de la cocina y se le dio cera para darle un aspecto vintage.

Se pegaron con mucho cuidado los cubiertos a la tabla y ya por último se colgó en la pared.

¡Quedó de maravilla!

 

colgadorcocina

 

Ya estoy pensando como voy a hacer yo el mío…