Donuts, ohhh yeahhhh!!!

donuts caseros

Donuts caseros

¡Qué levante la mano a quien no le gustan los donuts! Lo sabía: le gustan a todo el mundo!!!

Y es que los donuts están buenísimos. Yo no suelo comer los donuts industriales, entre el colesterol y que todo va al mismo sitio hace años que ni los pruebo. Pero con esta receta casera han vuelto a entrar en mi vida y con fuerza y es que están increíbles y además no tienen nada que envidiarle a los fabricados. Tienen la misma textura y el sabor es muy pero que muy parecido. Vamos que están para chuparse los dedos, no hay quien se resista.

Ingredientes para unos 20 donuts:

20 gramos de levadura fresca (la encontraréis en la sección de mantequilla de los supermercados)

Una cucharadita pequeña de sal. (5 gr)

90 ml de agua templada

1 huevo L

450 gramos de harina de fuerza

130 ml de leche entera o semidesnatada

50 gramos de azúcar glass

5o gramos de mantequilla sin sal añadida

Cardamomo, ralladura de naranja, esencia de naranja, o limón o vainilla

1 litro de aceite de girasol

Utensilios necesarios:

Un bol grande donde mezclar ingredientes

Un bol pequeño

Un rodillo

Un tenedor

Un cortapastas redondo de 10/12 cm de diámetro o un vaso en su defecto

Un tapón de refresco o de agua

Papel sulfurizado (papel de horno)

Trapos de cocina

Papel de cocina

Una sartén que tenga bastante fondo

Unas pinzas

Preparación:

En el bol pequeño mezclamos el agua templada con la levadura. Con un tenedor vamos deshaciendo la levadura hasta que se mezcle completamente con el agua.

En el bol grande mezclamos la harina tamizada (pasada por un tamiz o un colador pequeño), el azúcar, la sal, el huevo, la leche y la mantequilla reblandecida y la mezcla templada de agua y levadura. Amasamos todo muy bien y añadimos las semillas de cardamomo. Cogemos 5/6 vainas de cardamomo y sacamos las semillas y las trituramos bien con un mortero o con un rodillo. Esta especia aromática es la que le va a dar el toque mágico al donut, pero si no la encontráis podéis sustituirla por una cucharadita de ralladura de naranja o dos o tres gotas de esencia de naranja o de vainilla.  Lo integramos todo muy bien y formamos una bola que se deja reposar durante 1 hora para que duplique su tamaño. Tapamos el bol con un trapo limpio y reservamos.

Una vez pasado este tiempo ponemos la masa en una superficie limpia y enharinada y la extendemos con el rodillo (como si fuerais a hacer una pizza). La extendemos hasta dejarla al menos de 1,5 cm de alto. Si vuestra superficie no es muy grande o no tenéis mucha pericia, dividir la masa en dos y extender la masa en dos veces, os resultará mucho más cómodo. Si se nos pega mucho en las manos echamos un poco de harina y volvemos a amasar hasta conseguir una masa que no nos quede pegajosa.

Una vez está bien extendida la masa se corta con un cortapastas redondo y el agujerito del centro se puede hacer con el tapón de un refresco o de agua, así conseguiremos la forma típica del donut. Cada vez que hagamos uno lo dejaremos sobre una lámina de papel sulfurizado. Cuando tengamos unos 8/10 donuts sobre una lámina de papel tapamos de nuevo con un trapo y dejamos reposar de nuevo unos minutos.

Cuando hayamos acabado con toda la masa tendremos más o menos unos 20/25 donuts, dependiendo del tamaño de vuestro cortapastas. Podéis hacer donuts gigantes o mini donuts. Es ir probando con los cortapastas que tengáis o bien si no tenéis podéis hacer la forma de los donuts utilizando el borde de un vaso un poco ancho como cortapastas.

Ya sólo queda freír estos ricos bollos en una sartén con bastante fondo. Es importante que los donuts floten en la sartén y se les pueda dar la vuelta con facilidad, por eso la sartén tiene que ser alta (sirven si tenéis las tipo wok). Dejar que se doren un minuto por un lado y luego darles la vuelta con unas pinzas y que se doren otro minuto por el otro lado. Cuidado no dejar que se os oscurezcan demasiado. Al sacarlos dejarlos sobre papel de cocina para que se les quite el exceso de aceite.

Una vez los donuts estén fresquitos los podéis decorar con azúcar glass como yo lo he hecho en esta ocasión, pero se pueden decorar con glaseado de azúcar, con cobertura de chocolate blanco o negro, rellenarlos de crema de chocolate, mermelada, etc… queda pendiente de enseñároslo otro día.

Hacerlos, de verdad, triunfaréis!!!

Podéis imprimir la receta: Donuts Caseros

donuts1

Donuts