Magdalenas caseras

magdalenasQué buenísimas que están las magdalenas ¿no os parece? para desayunar, para merendar, de postre, para un Brunch (esos desayunos tardíos que tan de moda están últimamente).  A cualquier hora y en cualquier lugar apetecen. Dándole vueltas he encontrado una receta súper fácil, de esas que se hacen en 10 minutos y el tiempo de cocción es de tan sólo 15, con lo que en una media hora tenemos preparadas unas estupendas magdalenas que con los moldes de papel tan chulísimos que venden en las tiendas de repostería nadie puede negarse a comerlas. No hace falta tener ninguna noción de pastelería ni tener alma repostera para que salgan bueníiiisimas!

Ingredientes para 24 magdalenas:

200 gramos de harina de trigo

200 gramos de azúcar blanca

200 gramos de mantequilla sin sal añadida

4 huevos M

1 cucharada grande de levadura en polvo (Levadura química tipo Royal)

Utensilios necesarios:

1 Bol para mezclar ingredientes

1 varillas para mezclar

1 tamizador para la harina

1 cuchara para añadir la mezcla a los moldes de papel

24 moldes de papel

Bandeja de horno

Horno

magdalenas2Preparación:

Mezclar los huevos y el azúcar y batir hasta obtener una crema ligera y esponjosa. Añadir la mantequilla bastante reblandecida y volver a batir hasta que esté totalmente integrada en la crema anterior. A esta mezcla se le puede añadir unas gotitas de esencia de vainilla, de naranja o limón rallado, …cualquier opción es buena para darle un toque diferente. A continuación añadir la harina y la levadura que previamente habremos tamizado juntas (lo ideal es tener un tamiz, pero si no lo tenemos vale cualquier colador). Mezclaremos hasta obtener una masa de consistencia uniforme y sin grumos. Y ya solo queda rellenar los moldes con esta masa, siempre a la mitad o un poco más sin llegar al filo del molde para que cuando leven en el horno no lleguen a salirse de la cápsula y se desborden durante el horneado. Meterlas en el horno previamente calentado a 200º C 15 minutos (Horno arriba y abajo).Toda esta mezcla se puede hacer tanto a mano como con una batidora-amasadora. ¡Qué aproveche!